Argentina aprobó una droga contra el cáncer de mama.

1

Se trata de “Ribociclib”,reduce el av enfermedad casi a la mitad y ya está disponible en el país; actúa bloqueando la proliferación de las células tumorales en un subtipo avanzado; tiene efectos adversos de leves a moderados.

Una nueva droga que reduce el avance de un tipo de cáncer de mama muy frecuente en un 44% y detiene la enfermedad 25,3 meses, “la mayor cantidad de tiempo reportado en medicaciones de su tipo”, fue aprobada recientemente por la Anmat y ya está disponible en la Argentina, informó la oncóloga clínica Victoria Costanzo.

Se trata de “Ribociclib”, que actúa bloqueando la proliferación de las células tumorales y está indicada para el tratamiento en primera línea del cáncer de mama avanzado del subtipo RH+/HER2 negativo, que representa entre un 65 y un 70% de las pacientes afectadas por ese tumor.

“El nuevo fármaco demostró en las pacientes que padecen ese tipo de cáncer que, en combinación con terapia hormonal, logra reducir el avance de la enfermedad en un 44% y alcanzar una mediana de sobrevida libre de progresión de 25,3 meses, la más alta reportada en medicaciones de su tipo si se la compara con los 16 meses que se alcanzaban sólo con la terapia hormonal”, enfatizó Costanzo, subjefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Alexander Fleming.

Según cifras oficiales, el cáncer de mama es el tumor femenino más frecuente y en la Argentina se diagnostican cada año cerca de 19 mil nuevos casos. Afecta principalmente a mujeres de entre 45 y 70 años y, detectado a tiempo, presenta un elevado nivel de curación, por lo que los especialistas enfatizan la importancia de los controles periódicos, la consulta al ginecólogo al menos una vez al año y la realización de una mamografía, ecografía mamaria o ambas, dependiendo de la edad.

Sobre los efectos adversos de la nueva droga, Florencia Perazzo, ex presidenta de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), señaló que según los estudios realizados previos a su aprobación “fueron entre leves y moderados, con un buen perfil de seguridad”.”Entre los principales se reportaron náuseas, fatiga, diarrea, leucopenia, alopecia, vómitos, estreñimiento y cefalea”, detalló.

Fuente: www.girabsas.com