El retraso estadístico, un problema

28

El retraso estadístico, un problema

Una deuda pendiente en las estadísticas sanitarias es la calidad y la actualidad de la información, como lo recordó ayer la OMS. En nuestro país, el retraso del análisis y la publicación oficial de esos registros es, en promedio, de entre tres y cuatro años.

“Es reconocida la necesidad de contar con datos específicos, detallados y de calidad para diseñar políticas que repercutan positivamente, mejorando el acceso a la salud y la calidad de vida de los adolescentes”, se lee en el diagnóstico que el año pasado elaboró el Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia. A modo de ejemplo, la percepción del acceso a los servicios de atención y los problemas de salud que más afectan a los adolescentes (consumo de drogas, tabaco, alcohol y mala alimentación, en ese orden) surge de una encuesta a 2500 jóvenes de 11 localidades en 2013-2014, y encargada a la Facultad de Periodismo y Comunicación de la UNLP.
El alcance del acoso escolar y los motivos de discriminación se estiman con la encuesta de 2013 de una ONG a 2247 estudiantes secundarios, mientras que se sabe que se triplicaron las internaciones para cambio de sexo entre los 15 y 24 años con la aprobación de la ley de identidad de género por un análisis de las estadísticas hospitalarias en el hospital Durand. En las estadísticas de violencia y lesiones, por ejemplo, los egresos hospitalarios no incluyen información de centros universitarios, obras sociales o prepagas.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar