Los celulares inteligentes podrían mejorar la detección del cáncer de piel en los países en desarrollo

30

Ya se sabe que los celulares pueden usarse como agendas, como calculadoras como radios y como cámaras. Pero lo que no se sabe es que también pueden ser microscopios y que tienen la potencialidad de salvar vidas.

Se llaman microscopios de smartphones y los dermatólogos de la Universidad de Texas en Houston piensan que estos aparatos podrían mejorar la detección del cáncer de piel en los países en desarrollo.

¿Cómo? Según los expertos dermatólogos de la universidad de Texas, los médicos que trabajan en áreas remotas no tienen acceso a los microscopios de alto poder que se usan para evaluar muestras de piel. Allí podrían usar sus celulares para fotografiar los crecimientos y mandarlos a examinar.

Cuando se trata del diagnóstico de cáncer, los microscopios de los celulares son aceptablemente precisos, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por Jahan-Tigh y sus colegas en la Facultad de Medicina de Mc Govern y en la Universidad de Harvard.

Los investigadores compararon estos microscopios con un microscopio liviano tradicional y  aunque el microscopio de los celulares no fue tan preciso, funcionó para detectar casi el 90 por ciento de los cánceres no melanomatosos y el 60 % de los melanomas.

La incidencia de ambos cánceres de piel: melanomas y no melanomas ha venido aumentando en la décadas recientes según informa la Organización Mundial de la Salud. Entre 2 y 3 millones de canceres no melanomas y 132.000 melanomas por año a nivel global.

“Es un buen primer paso para mostrar como el microscopio tiene un futuro en la dermatología y en la patología”, dijo Jahan-Tigh.

Un microscopio de celular se puede hacer con una lente de bola de 3 mm, un pequeño pedazo de plástico para sostener la lente sobre la lente del Smartphone y cinta adhesiva para unir todo. Una lente de bola cuesta alrededor de 14 dólares en una tienda de electrónica y se usa típicamente para óptica laser.

Así funciona un microscopio de smartphone. Un médico o un técnico sostiene un microscopio sobre la muestra de piel que se ha ubicado en una placa y espera que la muestra entre en foco. Si el médico es un patólogo, puede leer la muestra o toma una foto y la envía al patólogo para su interpretación.

Los investigadores examinaron 1021 muestras, que tenían en total 136 células basales de carcinoma, 94 células escamosas carcinomatosas y 15 melanomas. El microscopio del Smartphone se usó para recoger hasta el 95.6% de las células carcinomatosas basales y el 89 por ciento de las células carcinomatosas escamosas.

Jahan-Tigh dice que se necesitan más estudios para mejorar la tasa de detección. Llevó a cabo un estudio junto con Ronald Rapini, otro médico dermatólogo y patólogo. Mientras que Jahan-Tigh usó un microscopio de smartphone para evaluar los especimenes, Rapini usó el microscopio tradicional para evaluar las muestras.

Ambos son dermatólogos y dermo-patólogos, lo que implica que además de poder revisar a los pacientes para evaluar cáncer de piel, pueden examinar las biopsias de los tejidos para determinar si son cancerosos.

Los autores concluyeron que el microscopio basado en el teléfono celular tiene excelentes características de funcionamiento debido al bajo costo del diagnóstico para cánceres de piel no melanomatosos en contextos donde no hay microscopios tradicionales.

“Esto es solo la punta del iceberg”, dijo Jahan-Tigh.

Fuente: University of Texas Health Science Center at Houston. “Smartphones could improve skin cancer detection in developing countries.” ScienceDaily. ScienceDaily, 15 March 2016. <www.sciencedaily.com/releases/2016/03/160315153500.htm>.

Bibliografía:

Richard R. Jahan-Tigh, Garrett M. Chinn, Ronald P. Rapini. A Comparative Study Between Smartphone-Based Microscopy and Conventional Light Microscopy in 1021 Dermatopathology SpecimensArchives of Pathology & Laboratory Medicine, 2016; 140 (1): 86 DOI:10.5858/arpa.2014-0593-OA